[XV] El Diablo

SIGNIFICADOS:

Destino (bueno o malo). Poder de seducción, impulso ciego, tentación, obsesión. Desviación sexual. Un estado mental confuso. Las pasiones carnales descontroladas.

CARTA INVERTIDA:

Carta dañina, fatalidad, mal uso de la fuerza. Debilidad, ceguera, desorden. Efectos maléficos. La patética condición humana que prefiere la ilusión a la verdad.

Significado del Diablo en el Tarot. Carta número 15 de los Arcanos Mayores
15 El Diablo
Arcanos Mayores
Tarot Rider Waite Smith

Combinaciones de El Diablo con los demás Arcanos Mayores del Tarot

A continuación se presentan las diferentes interpretaciones de la carta de El Diablo en combinación con los Arcanos Mayores mencionados:

  • El Loco: La tentación de dejarse llevar por impulsos imprudentes o situaciones caóticas que pueden llevar a consecuencias impredecibles.
  • El Mago: El uso manipulativo o negativo de habilidades y recursos para obtener resultados desfavorables o engañosos.
  • La Sacerdotisa: La lucha entre la sombra y la luz interna, invitando a enfrentar y reconciliar aspectos oscuros o reprimidos de la personalidad.
  • La Emperatriz: La sensualidad y los placeres terrenales que pueden llevar a la autoindulgencia excesiva o la falta de control en aspectos materiales.
  • El Emperador: El abuso de poder o la búsqueda del control desmedido que puede conducir a situaciones dominantes o restrictivas.
  • El Papa: La confrontación entre dogmas religiosos o creencias establecidas y la liberación de normas restrictivas en busca de una espiritualidad más auténtica.
  • Los Enamorados: La influencia de las pasiones desenfrenadas o relaciones tóxicas que pueden llevar a la pérdida de libertad o elecciones irresponsables.
  • El Carro: La lucha por el poder y el control desmedido en la vida, conduciendo a situaciones de conflicto y dificultades para avanzar.
  • La Justicia: La confrontación con las consecuencias de acciones irresponsables o engañosas, y la necesidad de enfrentar la responsabilidad y las repercusiones.
  • El Ermitaño: La exploración de la oscuridad interna y la tentación de aislarse en patrones autodestructivos o comportamientos adictivos.
  • La Rueda: La lucha contra los ciclos negativos o autodestructivos que pueden impedir el progreso y la evolución personal.
  • La Fuerza: El enfrentamiento con las propias sombras y la necesidad de dominar impulsos negativos o destructivos para lograr el autodominio y la integridad.
  • El Colgado: El sentimiento de estar atrapado en patrones negativos o adicciones que impiden el crecimiento personal y la búsqueda de una perspectiva más elevada.
  • La Muerte: La liberación de apegos tóxicos o situaciones estancadas, permitiendo la transformación y el renacimiento personal.
  • La Templanza: La lucha contra los deseos desmedidos o la adicción, buscando un equilibrio y moderación en todas las áreas de la vida.
  • La Torre: La confrontación con la destrucción de estructuras negativas o falsas creencias para permitir un cambio profundo y transformador.
  • La Estrella: La tentación de buscar gratificación externa o soluciones rápidas en lugar de buscar la verdadera iluminación y sanación interna.
  • La Luna: El enfrentamiento con los miedos y la oscuridad interna que pueden llevar a la confusión o la manipulación emocional.
  • El Sol: El riesgo de caer en la adicción al éxito o la búsqueda de placeres superficiales que pueden ocultar la verdadera felicidad y realización.
  • El Juicio: El enfrentamiento con la propia sombra y la necesidad de un despert

ar espiritual para liberarse de influencias negativas o engañosas.

  • El Mundo: La lucha por la liberación de apegos materiales o la búsqueda de un sentido más profundo de conexión y propósito en la vida.